domingo, 20 de agosto de 2017

Salmorejo De Tomate Y Manzana

Casi sin darnos cuenta ya estamos a mediados de agosto, cómo pasan los días. Hoy vamos a seguir con nuestro recetario de cremas frías, que es lo que apetece con estas temperaturas. Es un salmorejo con un toque especial: eliminamos el pan del salmorejo tradicional y añadimos manzana para conseguir una textura más sólida. Cada vez me gusta más agregar frutas a las comidas porque siempre añaden un sabor dulce especial.

Ingredientes:

1 kg de tomates de pera maduros
2 manzanas grandes tipo Golden
1 diente de ajo sin el germen central
Sal al gusto
Vinagre de manzana
100 ml de aceite de oliva (aproximadamente)
Taquitos de jamón serrano

Preparación:

Pelamos los tomates y colocamos en el vaso de la batidora. Añadimos las manzanas peladas y troceadas y el ajo.
Sazonamos y añadimos un chorrito de vinagre y empezamos a batir. Vamos añadiendo poco a poco el aceite para que vaya emulsionando. Si es necesario añadiremos más.
Dejamos enfriar en la nevera y veremos que se espesa al enfriar. Si es necesario podéis añadir un poco de agua.
Servimos acompañado de taquitos de jamón.

Tarta De Crema De Almendras Con Albaricoques

Esta receta francesa es deliciosa para acompañar un té frío por la tarde. La almendra le da un ligero sabor a mazapán y los albaricoques le aportan esa acidez necesaria para una tarta de frutas. Si la hacéis estoy segura de que se convertirá en un clásico en vuestro recetario.

Ingredientes:

Para la pasta sablé:
250 grs de harina
125 grs de mantequilla a temperatura ambiente
100 grs de azúcar
1 huevo
1 pizca de sal
Aroma de vainilla

Para la crema de almendras:
100 grs de mantequilla a temperatura ambiente
100 grs de azúcar
100 grs de almendra molida
2 huevos a temperatura ambiente
10 grs de harina
1 cucharadita de ron

Para la covertura:
2 albaricoques maduros (si el molde es alargado necesitaréis 2 albaricoques más)
20 grs de mermelada de albaricoques
20grs de almendras en granito

Preparación:

Primero vamos a preparar la pasta sablé. Ponemos en la batidora con el accesorio de mezclar, la mantequilla, vertemos la harina tamizada y mezclamos hasta obtener una mezcla arenosa. Añadimos la sal y el azúcar. Agregamos el huevo y mezclamos todo bien hasta obtener una masa homogénea.

Engrasamos un molde de plum cake desmontable y colocamos la masa en el molde, ayudándonos con el dorso de una cuchara para que quede bien nivelado, pinchamos con la ayuda de un tenedor y metemos en la nevera durante una hora.
A continuación, prepararemos la crema de almendras.Batimos la mantequilla hasta que esté a punto de pomada –es decir, muy cremosa. Añadimos el azúcar, seguimos batiendo y vamos añadiendo los huevos de uno en uno sin añadir el siguiente hasta que el primero esté bien integrado, y batimos. Incorporamos la almendra molida y la harina, batimos todo bien y por último añadimos el ron.

Colocamos la masa en una manga pastelera con una boquilla grande lisa, hacemos un nudo para que no se salga y metemos en la nevera durante 30 minutos.
Precalentamos el horno a 180°.
Sacamos la masa de la nevera. Ponemos en la superficie la crema de almendras longitudinalmente, cubrimos los laterales de almendra en granito.
Lavamos los albaricoques y cortamos por la mitad, quitando el hueso. Colocamos en la superficie con la piel hacia arriba.
Horneamos durante 40 minutos aproximadamente.
Desmoldamos, pincelamos con la mermelada de albaricoque y lista para comer.

Receta obtenida de: www.matoque.fr

domingo, 13 de agosto de 2017

Chlodnik: Sopa Fría De Remolacha Polaca

Hoy voy a hacer un homenaje a Natalia, que ya la echamos de menos, haciendo una sopa fría de su país. La remolacha me encanta porque añade ese color precioso a todos los platos, ¿os acordáis del risotto que hicimos para celebrar un san Valentín? Quedó fabuloso. Pues la sopa fresquita de hoy es también perfecta para estos días. Si la hacéis de cena y añadís el huevo es un plato único perfecto.

Ingredientes:

4 remolachas frescas grandes
2 pepinos
2 cebolletas frescas
3 rabanitos
3 yogures naturales griegos sin azúcar
Eneldo para espolvorear
2 vasos grandes de caldo frío de cocer las remolachas o caldo de verduras
Sal
Pimienta negra
2 huevos duros
2 cucharadas de aceite de oliva (opcional)

Preparación:

Lavamos las remolachas y cocemos en agua sin sal. Escurrimos y reservamos el caldo (dejamos que se enfríe). Pelamos las remolachas, las rallamos y las colocamos en un bol.

A continuación, lavamos el resto de las verduras y las pelamos. Rallamos los pepinos, las cebolletas y los rabanitos. Añadimos a la remolacha rallada, salpimentamos y batimos con la batidora eléctrica. Agregamos los yogures y el caldo. Si queremos añadimos el aceite de oliva.

Servimos frio acompañado de huevo duro y espolvoreado de eneldo.
 Receta obtenida (con algunos cambios) de: http://cocinar-ricoysano.blogspot.com.es/

Pasteles Con Centro De Chocolate Fundido

Vamos a preparar unos bizcochitos deliciosos, son una especie de coulant de chocolate porque su interior es también líquido. La clave está en que la ganache esté más fría en el momento de hornear, así no alcanzará la misma temperatura que la masa de los pasteles y, al abrirlo con una cuchara, saldrá un maravilloso torrente de chocolate. ¿No se os hace la boca agua?

Ingredientes (para 4 moldes de souflés):

Para la masa de los pasteles:
115 grs de mantequilla sin sal en trozos
113 grs de chocolate amargo troceado
2 huevos a temperatura ambiente
2 yemas de huevo a temperatura ambiente
50 grs de azúcar
2 cucharadas de cacao en polvo
Azúcar glas para espolvorear

Para la ganache:
60 ml de nata para montar
56 grs de chocolate amargo troceado

Preparación:
Primero vamos a elaborar laganache: ponemos el chocolate en un bol y vertemos la nata caliente y movemos con cuidado. Cuando esté derretido y hayamos conseguido una mezcla homogénea, dejamos enfriar en la nevera.
Seguiremos preparandola masa de los pasteles.Ponemos la mantequilla en un bol, añadimos el chocolate y ponemos al baño maría hasta que esté derretido. Reservamos.

A continuación, ponemos en el bol de la batidora, los dos huevos enteros y las dos yemas, añadimos el azúcar y batimos durante 3 minutos. Añadimos la mezcla tibia de chocolate y mantequilla y removemos con la misma varilla de la batidora. Mezclamos todo.

Ahora engrasamos los moldes y espolvoreamos con azúcar glas. Repartimos la masa en los moldes (dejando espacio para colocar en el centro la ganache). Metemos en la nevera durante 15 minutos.
Con ayuda de una cuchara pequeña de helado, colocamos una bola en el centro de ganache y empujamos suavemente hacia abajo.
Precalentamos el horno a 200°.

Horneamos durante 9 minutos. Pasamos una espátula alrededor del pastel, para separar del borde y colocamos un plato de postre encima del molde. Damos la vuelta, desmoldamos y espolvoreamos de azúcar glas.
Receta obtenida de: Anna Olson

domingo, 6 de agosto de 2017

Merluza Gratinada Con Bechamel De Puerro

A veces la merluza puede resultar un pescado un poco soso, aunque lo bueno que tiene es que se puede preparar de muchas maneras. Hoy os propongo que nos salgamos un poco de la rutina de hacerla rebozada y la sirvamos sobre un lecho de bechamel de puerro. Por encima haremos una costra con almendras que, además de ser muy sabrosa, añadirá un toque crujiente al plato.

Ingredientes (para 4 personas):

4 centros grandes de merluza

Para la bechamel:
500 ml de leche (más 2 cucharadas)
50 grs de harina
30 grs de mantequilla
1 puerro
Pimienta
Sal

Para la costra:
20 grs de almendras picadas
3 rebanadas de pan de molde
1 ramito de perejil

Preparación:

Vamos a preparar primero la bechamel de puerro: picamos el puerro y rehogamos en la mantequilla durante 8 minutos aproximadamente. Ponemos a fuego bajo y añadimos la harina, rehogamos y vertemos la leche. Salpimentamos y vamos removiendo la mezcla hasta que espese. Vertemos en la fuente donde vamos a gratinar el pescado ya que será la “cama” sobre la que dispondremos el pescado.

Salpimentamos la merluza y doramos por cada lado en una sartén con un poco de aceite. Colocamos sobre la bechamel y vertemos una cucharada de ésta sobre cada centro de merluza.

A continuación, prepararemosla costra que va por encima: remojamos la miga de pan de molde en dos cucharadas de leche. Escurrimos y mezclamos con las almendras y el perejil picados. Salpimentamos, aliñamos con un poco de aceite y repartimos esta mezcla por encima de la merluza. Gratinamos en el horno durante 5 minutos, hasta que veamos que la costra está doradita.
Servimos caliente.

Receta obtenida de: Lecturas

Vasitos De PannaCotta de Baileys, Gelatina de Café Y PannaCotta de Chocolate

Vuelvo a las andadas con un postre “en capas” que ya sabéis que me encantan. En este caso he hecho las capas inclinadas para que quedara más innovador, aunque, si no queréis arriesgaros con la inclinación, también quedan estupendos en capas horizontales. El procedimiento es siempre el mismo y hay que repetirlo tres veces. Lo único que tenéis que tener en cuenta es el tiempo que necesita cada capa en el frigorífico para “solidificar”, el resto no tiene ningún misterio.

Ingredientes (para 6 vasitos):

Para la capa de baileys:
200 ml de nata de montar
100 ml de baileys
2 hojas de gelatina
2 cucharadas soperas de azúcar

Para la capa de café:
100 ml de café
1 hoja de gelatina
2 cucharadas soperas de azúcar

Para la capa de chocolate:
200 ml de nata de montar
150 grs de chocolate negro fondant
2 hojas de gelatina
2 cucharadas de azúcar

Preparación:
Primero vamos a elaborar la pannacotta de baileys: ponemos en un bol las hojas de gelatina con agua fría y dejamos hidratar 5 minutos. Mientras, en un cacito ponemos la nata y, cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y añadimos el baileys y el azúcar. Removemos y añadimos las hojas de gelatina escurridas, removemos bien y distribuimos en los recipientes. Si queréis que salgan las capas en diagonal volcáis el vasito en una fuente pequeña y dejáis así en la nevera hasta que se endurezca, un mínimo de 2 horas.

Una vez que haya pasado el tiempo, nos centraremos en la gelatina de café: ponemos en un bol la hoja de gelatina en agua fría y dejamos hidratar 5 minutos. Disolvemos el azúcar en el café caliente y añadimos la gelatina escurrida. Cuando se enfríe la mezcla añadimos al vasito una pequeña capa. Meter en la nevera y dejar que se endurezca, un mínimo de 2 horas.

Por último, prepararemos la pannacotta de chocolate.Ponemos a hidratar la gelatina en un bol con agua fría durante 5 minutos. Ponemos la nata a calentar y cuando comience a hervir, retiramos del fuego y añadimos el azúcar y el chocolate troceado. Removemos bien y añadimos la gelatina escurrida. Una vez que esté esta mezcla fría volcamos en los vasitos y dejamos en la nevera durante 2 horas más. 
Receta obtenida de: http://combinaciondesabores.blogspot.com.es/