domingo, 5 de julio de 2015

Crema Inglesa Con Huevos De Nieve

Este postre requiere un poco de pericia porque tenéis que controlar muy bien las temperaturas de realización, pero una vez que cojáis el punto a la crema inglesa, ya no se os resistirá. Los huevos de nieve podéis ponerlos como decoración deliciosa casi con cualquier postre.

Ingredientes (para 6 personas):

800 ml de leche entera
1 vaina de vainilla
8 huevos
1 pizca de sal
290 grs de azúcar
Caramelo líquido

Preparación:

Primero vamos a preparar los huevos de nieve. Hervimos la leche en un cazo con la vaina de vainilla, cortada longitudinalmente para que dé más aroma. Separamos las claras de las yemas y reservamos las yemas.

Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y añadimos poco a poco 40 grs del azúcar.

Vertemos una cucharada sopera de las claras montadas sobre la leche hirviendo, dejamos cocer durante 2 minutos, sacamos con una espumadera y la dejamos escurrir sobre un paño. Repetimos esta operación hasta terminar con las claras. Colamos la leche y reservamos.

A continuación, haremos la crema inglesa. En un bol grande batimos las yemas junto con el azúcar y añadimos poco a poco la leche sin dejar de remover. Ponemos en un cazo a fuego medio a 83° de temperatura –tenéis que ayudaros del termómetro de cocina, del que ya os he hablado en otras ocasiones–, evitando que hierva y sin parar de remover. También podemos poner al baño maría, removiendo sin parar hasta que obtengamos una crema fina.

Servimos la crema inglesa en copas y metemos en la nevera. Cuando esté fría colocamos los huevos de nieve sobre la crema y decoramos con caramelo líquido.
Receta obtenida de: www.bavette.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada