miércoles, 20 de noviembre de 2013

Mermelada De Batata


Me encanta hacer mermeladas. Es un arte que he heredado de mi madre. Recuerdo una vez que hubo un fallo y el azúcar cristalizó en una mermelada de melón, parecían copos de nieve. Deliciosa. Ya os iré dando mis recetas de mermeladas. Eso sí requieren tiempo y mucho cariño, pero la recompensa es fantástica y cunde muchísimo. 
Ingredientes:
1 batata grande (en mi caso pesaba 600 gr.)
600 grs de azúcar
Zumo de un limón
1 palo de canela en rama
½ litro de agua

Preparación:
Pelamos la batata y la cortamos en trocitos. La ponemos en una cazuela, añadimos el zumo de limón, el azúcar, el agua y el palo de canela. Lo dejamos cocer a fuego lento hasta que el agua se evapore (en mi caso fue casi una hora).  En este tiempo iremos removiendo de vez en cuando y desespumando. Cuando el agua se haya consumido, sacamos el palo de canela y lo trituramos con la batidora.
Ahora vamos al envasado.
Cuatro son los pasos:
Primero esterilizamos: Si los tarros son nuevos, los hervimos durante 10-12 minutos. Si son reutilizados, 15-20 minutos. Los ponemos en una olla grande, con una rejilla en el fondo, y los cubrimos con agua para que hiervan. Si no tenéis rejilla, podéis poner un trapo, para que al hervir no se golpeen. Una vez  pasado el tiempo de cocción dejaremos en la olla cubiertos de agua, hasta que vayamos a emplearlos.
Vamos a envasar: Llenaremos los frascos con la mermelada caliente hasta ½ cm por encima del cuello, sin tocar el cuello con las manos. Removemos el contenido con el mango de una cuchara de palo para sacar el aire.
A continuación, se colocan las tapas en los tarros sin apretarlas. Volvemos a colocarlos en la olla, con la rejilla o el trapo en el fondo, con agua hasta la mitad de su altura. Cuando el agua empiece a hervir, dejamos durante 10 minutos.
Pasado este tiempo, se sacan los botes y se colocan sobre una tabla de madera (importante) para que no revienten. Se levantan las tapas, una a una, para dejar salir el vapor. Se limpia la boca con un trapo estéril y se cierran los botes, rápidamente.
Por último, colocamos los frascos ya bien tapados en la olla, seguimos usando la rejilla o el trapo, y los cubrimos de agua hasta unos 2 cm por encima de las tapas. El agua debe tener más o menos la misma temperatura que los frascos, para que no revienten. Tapamos la olla y contamos desde el primer hervor 20 minutos.
Si viéramos que han salido burbujas, es que no hemos hecho bien el vacío. De todas formas aguantará perfectamente en la nevera el tiempo suficiente para terminarla.
Con esta cantidad de batata han salido dos tarros medianos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada