miércoles, 23 de julio de 2014

Mini Charlotas De Frambuesas

La charlota es un postre que proviene de Francia y se caracteriza porque suele ser un postre alto con “paredes” –normalmente de bizcocho genovés o de bizcochos de soletilla– que sirven para contener el relleno. En este caso he utilizado como “paredes” unas galletas a las que tengo muchísimo cariño porque me recuerdan mis viajes por Francia, aunque las he comprado en España, que también se encuentran. El cuerpo de la charlota va a ser una especie de mousse.

Ingredientes (para 4 personas):

1 caja de barquitas de frambuesa
200 grs de queso de untar
1 clara de huevo
200 grs de frambuesas
3 hojas de gelatina
1 pizca de cardamomo en polvo
80 grs de azúcar
1 pizca de sal
Nata montada para adornar

Preparación:

Ponemos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten.
Pasamos por la batidora las frambuesas y ponemos a cocer a fuego lento, añadiendo las hojas de gelatina escurridas. Retiramos del fuego y mezclamos todo bien hasta que veamos que la gelatina está bien disuelta. Dejamos enfriar.

Aparte mezclamos en un bol el queso, el azúcar y el cardamomo.Batimos a punto de nieve la clara de huevo con la pizca de sal.
Cuando se haya enfriado el puré de frambuesas lo mezclamos con la mezcla de queso y removemos hasta obtener una crema homogénea. Añadimos con cuidado la clara de huevo.

A continuación, forramos por dentro con papel film los moldes y colocamos las barquitas de frambuesa con la mermelada por fuera alrededor del molde. Echamos mezcla hasta el borde del molde (yo he usado vasos). Metemos en la nevera un mínimo de 6 horas para que espesen.


Gracias al papel film podremos desmoldarlo cómodamente. Lo podemos servir acompañado de nata montada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada