domingo, 2 de marzo de 2014

Panna Cotta

Hoy tengo el día de comida italiana, así que nada mejor para completar los gnocchis que una maravillosa panna cotta. Es facilísima de hacer, solo necesita unas seis horas de refrigeración en la nevera, así que es perfecta para hacerla la noche de antes. Con este menú he sorprendido hasta a mi amiga italiana y ¡eso sí que es difícil!

Ingredientes:
400 ml de nata de montar
120 ml de leche semidesnatada
100 grs de azúcar
5 hojas de gelatina
Aroma de vainilla
Para adornar: frutas del bosque en almíbar y sirope de fresa

Preparación:
Primero ponemos las hojas de gelatina en remojo en agua fría.
En un cacito ponemos la nata con la leche y el azúcar a fuego medio y lo vamos moviendo. Añadimos el aroma de vainilla y, cuando esté caliente, añadimos las hojas de gelatina escurridas. Removemos todo bien hasta que esté todo bien disuelto.
Engrasamos un poco los moldes donde vamos a poner la panna cotta y vamos distribuyendo la mezcla.
Una vez fría, metemos en la nevera y esperaremos un mínimo de 6 horas para que cuaje. Cuando esté cuajada, desmoldamos y servimos adornada de frutos del bosque y sirope de fresa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada