domingo, 13 de abril de 2014

Potaje de Garbanzos

Esta fecha es perfecta para tomar un potajito de garbanzos y bacalao. Lo más importante, si compráis el bacalao en salazón es desalarlo bien, si no podéis arruinar el plato. Lo mejor es dejarlo en agua el día anterior y cambiar èsta durante el día 3 veces. También es importante que no echéis sal al guiso hasta el final, por si el bacalao hubiera soltado

Ingredientes:
200 grs de garbanzos secos
200 grs de bacalao remojado
100 grs de espinacas frescas (se pueden comprar congeladas)
1 zanahoria
6 dientes de ajo
4 cebollas
2 clavos de especia
1 hoja de laurel
2 tomates maduros
1 cucharada de harina
1 cucharada de pimentón dulce
200 ml de caldo de verduras
2 tostadas de pan
1 cucharadita de cominos
2 huevos duros
Aceite, sal y pimienta

Preparación:
Ponemos los garbanzos en remojo en agua templada y sal la noche antes de hacer el potaje. Al día siguiente, ponemos a hervir los garbanzos en agua caliente y añadimos dos cebollas enteras con los clavos de especia pinchados, tres cucharadas de aceite, el laurel, la zanahoria pelada y troceada y dos dientes de ajo. Cocemos a fuego lento unas dos horas.
Picamos el resto de las cebollas y ajos y sofreímos en una sartén con un poco de aceite hasta que esté todo doradito. Añadimos la harina, el pimentón, los tomates pelados y picados y las espinacas limpias y troceadas. Rehogamos unos 10 minutos. A continuación, lo añadimos a los garbanzos, que estarán aproximadamente a la mitad de la cocción, junto con el bacalao desmenuzado.
Majamos en un mortero las tostadas de pan y los cominos y añadimos el caldo de verduras. Lo cocemos unos 15 minutos y añadimos al potaje. Rectificamos de sal.
Al momento de servir el potaje añadimos los huevos duros cortados en trozos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada