miércoles, 16 de abril de 2014

Torrijas

No pueden faltar en las meriendas de Semana Santa unas buenas torrijas. He leído que aparecen por primera vez mencionadas en el siglo XV, y su receta figura en los primeros recetarios de principios del XVII, así que nosotros no vamos a ser menos. Las he preparado con dos finales: con azúcar y canela o bañaditas en miel. Los dos tipos están riquísimos, depende de si sois más o menos golosos.

Ingredientes:
17 rebanadas de pan (si encontráis pan especial de torrijas mejor)
125 ml ­­+ 2 cucharadas de Vino dulce Málaga Virgen
Azúcar
700 ml de leche
10 cucharadas de miel
5 huevos
Aceite de oliva
Canela

Preparación:
Ponemos la leche con 125 ml de vino dulce y dos cucharadas de azúcar en un cacito y calentamos hasta que esté templado.
Pasamos las rebanadas de pan por la mezcla anterior y dejamos escurrir. Batimos los huevos y vamos rebozando las rebanadas de pan escurridas por los huevos. Calentamos bastante aceite en una sartén y vamos friendo las rebanadas. A continuación, las vamos colocando en una fuente con papel absorbente para quitar el exceso de grasa.
Ponemos en un plato una mezcla de azúcar y canela y vamos rebozando la mitad de las rebanadas de pan por esta mezcla.
Aparte, calentamos en un cacito la miel con dos cucharadas de vino dulce y lo dejamos cocer para que se evapore el alcohol y pasamos por esta mezcla el resto de las rebanadas. Así tenemos los dos tipos de torrijas para todos los gustos. Unas de canela y azúcar y otras de miel.



2 comentarios:

  1. Ños, que buena pinta! Me encantan y nuca las he hecho con vino dulce, así que me llevo tu recetilla para probarla.

    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te gusten. Un beso muy grande.

      Eliminar